Cambiar un tubo fluorescente por un tubo LED

Los cables LED requieren un cableado de lámpara fluorescente: eliminando la reactancia y el cebador para después enchufar directamente los dos cables de red a las patitas de los extremos del tubo.

PASO 1.- Apagar el equipo, comprobar que no llegue corriente al equipo.

PASO 2.- Quitar el tubo fluorescente, anular la reactancia y el cebador.

PASO 3.- Conectar la FASE a un extremo del portalámparas y el NEUTRO al otro extremo del portalámparas.

PASO 4.– Comprobar que se enciende… ¡Y ya lo tendremos instalado!

Reactancia y cebador

Los tubos LED no necesitan de ninguno de ellos para encenderse por lo que hacen de esto un sistema energético más eficaz.

Las ventajas que encontra el electricista autorizado Fuenlabrada en el tubo LED es principalmente el ahorro energético llegando hasta un 50%. Por otro lado, la vida útil de un tubo LED es de 50000 frente a las 8000 de un tubo convencional. La resistencia de los tubos LED aguanta golpes o vibraciones más que los convencionales. Los arranques de los LED son instantáneos y no le afecta a sus horas de vida, pero el fluorescente tarda en arrancar y el número de veces que lo encendamos le afecta a su vida.

Los tubos LED no requieren ningún tipo de gas para encenderse, pero los fluorescentes tienen compuestos y vapores de mercurio, altamente peligrosos para la salud humana y el medio ambiente.

Respecto al tiempo de amortización de cambio a tubos LED depende de varios factores, en función del numero de horas de encendido, días y la tarifa de discriminación horaria si la tenemos.

Previo a la compra de tubos LED tenemos que contar con las características calidad-precio y comprar siempre material de calidad. Además, hay que tener en cuenta que tenga todas las certificaciones CE y RoHS